Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas
» Holaaaaaaaaaaaaaaa
Miér Dic 11, 2013 9:28 pm por yuki

» Afiliación de Saint Seiya The Song of Darkness
Vie Jul 27, 2012 9:38 pm por mia_a3te

» Lista de Santos y Amazonas de Athena
Mar Jun 12, 2012 5:01 pm por Duggy

» Afiliacion Naruto Extreme 2
Dom Mayo 27, 2012 10:21 am por Invitado

» Cambio del nombre
Jue Mayo 24, 2012 5:38 pm por Camus

» Saint Seiya Dark Paradise
Miér Mayo 23, 2012 6:09 pm por Invitado

» Ficha de The Mistic Technike
Miér Mayo 23, 2012 12:01 pm por The mistic technike

» ficha de riko
Mar Mayo 22, 2012 11:53 pm por riko

» Pequeña duda
Mar Mayo 22, 2012 11:42 pm por Allen Walker

Afiliados imag


Afiliados
Nombre:(del foro)
Descripsion:(De que se trata el foro)
Banner:La imagen del baner. ejemplo

Atencion!!:
Antes de afiliarte tendrán que agregar nuestro banner .
Bleach Sekai Muge Crear foro narutosennin
Afiliados Vip


En este lugar estaran los afiliados y se pedire que su render sea de esta forma


Img



[Ficha] Shaka No Virgo

Ir abajo

[Ficha] Shaka No Virgo

Mensaje por Shaka el Lun Mayo 07, 2012 8:52 am

Nombre:
Shaka

Signo:
Virgo

Edad:
17

Personalidad:
Largo: Advierto:
Shaka es muy inteligente, sino no habría llegado donde ha llegado. Tremendamente observador, por tanto, suele acertar en las primeras impresiones sobre las personas. Le atrae el peligro. Mucho. Sentir la adrenalina es sus venas le hace sentir vivo. Nunca miente. Tiene la enfermedad de decir siempre la verdad, así que a veces puede parecer borde. Otra cosa es que para no decir la verdad entera, la diga sólo a partes y tergiverse un poco los hechos. Pero eso él no lo considera mentir. Así que para que te diga la verdad sobre algo que él es reticente a decir, tienes que hacerle preguntas muy concretas. En general, se aburre con mucha facilidad. Le gustan los retos, por ende, cree que si un juego está ganado desde el principio no vale la pena malgastar el tiempo jugando. Por mucho que alguna vez parezca incoherente, es muy lógico. Cabeza alta y sangre fría, al menos la mayor parte del tiempo.

Es orgulloso. No soporta perder, ni de lejos. La derrota le enfurece, casi como si perdiera la cordura, si es que tiene. Se lo toma muy en serio, quizás demasiado. Pero es así. Si él pierde contra ti, tú acabas perdiendo...la vida. Le gustan los grandes contrincantes, ergo le gustan las grandes victorias. No sabe encajar las críticas, ni siquiera las constructivas. Él hace lo que hace, como lo hace y cuando lo hace. Punto pelota. Y si te atreves a decírselo, atente a las consecuencias. Shaka no duda en pasar por encima de quien sea si es necesario. Él no se postra, no se arrodilla. Los demás lo hacen ante él. Tal vez por eso ha llegado a ser quien es. No permite que nadie le ordene nada. Su lengua viperina capaz de lanzar veneno, los ojos llameantes con las brasas del infierno brillando en ellos. Es la personificación del mal. Este caballero no es la persona que querrías para decirte que tu padre ha muerto. Tiene casi tanto la misma suavidad como utilizar una sierra para afeitarse, vamos. Le importa una soberana mierda herir los sentimientos de los demás, más que nada porque eso le gusta, claro. No duda en sacar tus peores defectos, y luego echártelos en cara. Él materializa tus peores sentimientos, te empuja a cometer actos que jamás cometerías. Te manipula. Te clava las agujas y luego mueve los hilos...y tú le sigues. Porque no puedes escapar de él. El chico pocas veces deja huir una presa. Estás perdido. ¿Cuántos se han suicidado inducidos por sus palabras? Incontables. ¿Cuántos seres han caído bajo sus redes, corrompiéndose? Muchos. ¿Cuántos han matado, violado, agredido, siguiendo sus órdenes? Demasiados como para recordarlos. Y es que es tan convincente...Sabe los puntos débiles de las personas, porque para él los caballeros ajenos a su estatus son libros abiertos. Conoce perfectamente la forma más dolorosa de meter el dedo en la llaga y hacer que te arrodilles a sus pies.

Si algo se debe saber sobre Shaka es que puede llegar a ser realmente malvado. Como todos los caballeros Elitistas, dirás. Sí, puede ser. Pero él es malo en el sentido más cruel, vil y malvado que puedas imaginar. No tiene jamás una buena idea que implique hacer el bien, es más, la sola mención de esa palabra le da arcadas aunque, si; es bueno en el fondo, pero te va a costar sacar ese lado de él. Cualquier oportunidad que se plante delante de él para hacer el bien acaba convirtiéndose en la peor situación que te puedas imaginar. No es que no quiera comportarse de forma correcta, es que no sabe, es algo antinatural en él. Tanto tiempo entre a no ha conseguido ni de lejos ablandarlo. Es más, los caballeros que defienden a las otras partes del mundo le despiertan las ansias asesinas. Shaka detesta con toda su esencia a los "Caballeros" de otros lugares. Las considera inferiores, merecedoras de las peores muertes. Considera a la raza ajena a su gremio una plaga que está acabando con el planeta. También cabría destacar su multipolaridad. Sufre bruscos cambios de humor. En un instante puede enfurecerse de una forma casi imposible y decidir acabar contigo de la peor forma que se le ocurra. Total y completamente imprevisible. Shaka puede parecer un chico muy sociable, encantador. Tiene un imán con las personas, sobre todo con las chicas. Tiene ese algo que hace que todos quieran estar a su alrededor. A él esto le causa gracia. ¿Qué por qué? Fácil. Puede tratarles mal, pero curiosamente, siguen ahí. Es como la luz para los mosquitos, los atrae, pero los mata. Fuego. Puro fuego. Puede quitarte el frío en las noches heladas, y ser incluso reconfortante. Pero no olvides que también te puede quemar. Puede comportarse como un buen chico e incluso intentar serlo, pero no te engañes, es un juego de apariencias. ¿Quieres una metáfora mejor? Imagínate un lobo disfrazado de cordero. Ése es él.

Hay que ir con cuidado, puesto que es un excelente actor. Tiene miedo a sentir, porque es conocedor de muchos que han caído por eso. Pero eso es algo que él nunca reconocerá. Afirma que no cree en el amor. Tiene muy mal genio, y sus arranques de ira le han costado la muerte a más de uno. Así que la gente inteligente sabe que no hay que enfadarlo. Frío, persuasivo, estricto, egoísta y orgulloso. Muy muy orgulloso. No sabe pedir perdón, se le forma un nudo en la garganta que le impide hablar. Es desconfiado, con todas las personas a las que no conoce. Y eso se debe a todos los golpes que se ha llevado. Tantos años cuidándose de traiciones han dejado una huella imborrable en él. Está perfectamente programado para cazar almas sin ningún tipo de piedad. Es letal. En todos los sentidos. Por otra parte, cuando confía en alguien, confía de verdad. Confiado en sí mismo, fuerte y asertivo. Protector, lleno de recursos y decidido; puede ser orgulloso y dominante. Normalmente lleva una fachada de fría calma, como el hielo. Pero el hielo a veces se resquebraja, y puede provocar catástrofes. Esto lo hace porque es consciente de su mal genio, y no le gusta perder el control de sus emociones. Tiene paciencia, al menos la mayoría de veces, pero cuando la pierde desearías cualquier cosa antes que estar delante de él. Aunque no todo lo que reluce es oro. Es narcisista. Y además mucho. Nunca se ha propuesto cambiar, porque la maldad es algo que está escrito en él.

Apariencia:
Shaka es un chico alto, de complexión fuerte. Lleva gran parte de su vida machacándose con ejercicio, y debido a eso tiene todos los músculos del cuerpo muy definidos, pues que los entrenamientos que practica ejercitan torso, espalda, brazos y piernas. El pelo rubio azabache, que refleja los rayos del sol como si de un ángel se tratase. Suele llevarlo largo y alborotado, porque no se molesta en peinarlo. Sus ojos son ante todo, penetrantes. Tienen un extraño color, son azules muy claros con destellos grisáceos. Los labios suelen dibujar sonrisas torcidas y burlonas, que dejan entrever los dientes blancos y rectos. Sus nudillos están ya endurecidos, por todos los golpes que ha dado y recibido. Suele ir con ropa cómoda oscura, que para él consiste en unos vaqueros y una camiseta cualquiera. No se preocupa demasiado de su aspecto, es algo superfluo para él. Y de todas formas, sabe que arrasa en el bando femenino aunque vaya vestido con un saco de patatas. Si está enfadado, es capaz de hacer que tiembles de miedo sólo con clavar en ti una de sus miradas perturbadoras...y dejarte con el terror en el cuerpo varios días.

Historia:
Un poco Larga:
Shaka... Shaka no siempre fue el chico sin escrúpulos y piedad que todos conocen. No siempre estuvo repleto de rabia hacia los demás. No siempre hizo honor al apodo de asesino desquiciado que llevaba. El mismísimo demonio con el cual se podía comparar su crueldad. No, claro que no. Poco son malvados por naturaleza, y el chico no forma parte de ese grupo. Él fue, si cabe decirlo, un niño de bondad equiparable a la de un ángel. Pero su vida...ah, su vida. No fue nada fácil.

Su padre y su madre caballeros de Athenea dieron la bienvenida el día de su nacimiento a Shaka...y a su hermana gemela Makani. Ambos eran polos opuestos, aunque cabe decir que ambos tenía el mismo extraño color de ojos; de un azul tan claro que a veces incluso resultaba extraño. Con el paso del tiempo, sus personalidades se fueron moldeando. Shaka era un angelito, de bien niño ya lucía la mirada seria de un adulto. Su hermana, todo lo contrario, un auténtico terremoto con la cabeza llena de travesuras que llevar a cabo. Tal vez por eso él siempre estaba encima de ella, ejerciendo el rol de hermano mayor y evitando que se metiese en problemas. Aquella fue una época feliz. Los dos gemelos eran superdotados y pronto destacaron en la guarderia y en los cursos siguientes. Eran prodigios, y Shaka lo sería también en la Caza años después. A los cinco años de nacer los pequeños, los chicos se trasladaron a la India. Sus padres querían que sus hijos ingresaran a la Academia caballeros de mayores, y pensaron que cuanto antes se mudaran, mejor. Meses después de la mudanza, sus padres fueron brutalmente asesinados. Fue ahí cuando todo empezó a cambiar, incluso el chico. Shaka no supo quiénes fueron los culpables hasta que años después fue informado de que habían sido unos 'Caballeros buenos', porque sus padres eran malos. O al menos, eso le contó a él un conocido de la familia.

Así que los hermanos, sin más familia a la que acudir y siendo unos niños de apenas 5 años fueron enviados a un orfanato. Fueron adoptados por un matrimonio de millonarios, así que se crió en buen barrio de la Capital. Rodeado de dinero, oh sí, mucho dinero. Su padre, un rico al que la fama se le había subido a la cabeza, era muy violento. Su madre siempre intentaba complacerle en todo, ya que se sentía culpable por la típica frase de su padre de: " Yo que te saqué de ese montón de mierda en el que vivías". La única explicación que Shaka tenía para ese horrible matrimonio, es que quizás su padre fuese diferente en otra época, quizá un poco más amable. Y así se lo explicó su madre una vez: era tan caballeroso y cariñoso como un príncipe azul. Su madre aún tenía la esperanza de cambiarle. Pobre ilusa...A Shaka no le gustaba su padre, no le gustaba la forma en que le gritaba y le alzaba las manos. A pesar de que no pasase mucho tiempo en casa, cuando estaba, todo eran gritos. El niño no entendía por qué pasaba eso, era un niño al fin y al cabo, y lo veía normal a pesar de que a él no le gustase. Solía pedir mirando al cielo, que las cosas mejorasen. Pero nada mejoró. Más bien fue a la inversa. Su padre se convirtió en un bastardo, lo que no hizo más que aumentar los gritos, y las palizas. Su madre también le sufría. Ni veinte capas del maquillaje más caro podían tapar los golpes.

Cuando Shaka tenía seis años, pasó lo peor que podía pasar. Aquella noche su padre había bebido más de lo normal, y llegó muy alterado a casa. Fue directo a la habitación de su hermana, diciendo algo de que los dos tenían que crecer, e intentó violarla. Shaka estaba despierto en la habitación de al lado, así que fue el primero en llegar. No dudó ni un segundo en intentar apartarlo de su hermana. Fue fácil hacer que se tambalease, simplemente por el hecho de que con un simple empujón se caería. Entonces el padre se encaró a él, y le hizo rodar por los suelos. El niño, asustado, reaccionó como pudo. Con dientes y uñas. Pero no fue suficiente. Con un golpe rotundo a la cabeza del niño, lo dejo medio inconsciente en el suelo. Cuando despertó su madre tenía la cara amoratada, y sostenía entre sollozos a su hermana en los brazos. Aquello se repitió. Shaka recibía palizas de muerte, ya que cada vez intentaba detenerle. Una de las noches, el cuerpo de su hermana no resistió una de las palizas, y murió. Antes de cumplir los 7. Esto acabó de destrozar a Shaka puesto que él y su hermana habían sido carne y uña. Tenían esa extraña conexión que sólo tienen los gemelos. Ella había sido la persona que más había querido en toda su vida...y se la habían arrebatado. Unos cuidadanos. Desde entonces, el cariño brilló por su ausencia, y Shaka cambió por completo. A partir de aquel momento, nunca derramó una lágrima , ni en los años de las palizas, ni cuando se quedó solo. Era un niño de siete años que ya había vivido lo peor.

Nadie le creyó las veces que intentó denunciar a su padre, ya que al fin y al cabo, él era un millonario de buena reputación. Aunque varias veces le ingresaron en el hospital con más de la mitad de los huesos del cuerpo roto, todos miraban hacia otro lado. Intentó escapar en varias ocasiones de casa, pero la policía ninja siempre le devolvía al frío hogar. Pronto empezaron a manifestarse en él cosas extrañas. Alrededor del chico siempre pasaban cosas. Cosas...fuera de lo normal. El matrimonio era muy creyente, y empezaron a creer que el chico tenía dentro a un demonio. Pagaron fortunas a exorcistas y del palo. Todo aquello se mantuvo en secreto al ojo público, claro, pero ahí estaba. Acabaron por enloquecer, simple y llanamente. No era normal. Nada era normal alrededor de Shaka. La madre había acabado por perder todo el instinto maternal de antaño, y estaba igual o peor que el padre. Tal vez por ello contribuyó en aquella fatídica noche...en la que intentaron matarle. Decían que así salvarían el alma del niño. Lo metieron en la bañera a la fuerza y le realizaron dos profundes cortes en las caras internas de las muñecas. No le dejaron salir. Los gritos del niño aquella noche fueron atronadores, así que no fue extraño que la policía acudiera. Aquello ya era demasiado como para cubrirlo. Las palizas aún, pero ¿un asesinato? Salvaron al chico -que entonces tenía diez años- por los pelos. Pero sus padres quedaron inmunes. A él lo mandaron al salir del hospital a un centro psiquiátrico, atribuyendo como causas trastornos mentales e intento de suicido, así como brotes violentos y psicosis. Y allí fue donde, al cabo de un año, fue recogido por Monjes de la cuidad, infundiéndole conocimientos sobre buda. Shaka nunca supo cómo consiguieron sacarlo de aquel lugar, pero lo agradeció enormemente.

A partir de aquel momento, todo dejó de ser tan desgraciado para Shaka. Pero era tarde, el mundo ya le había cambiado, y no iba a volver. Había caído, como el mismísimo Lucifer. En la escuela de caballeros es todo un prodigio, desde bien temprano con un don para la matanza, de la que sin embargo no fue concreto hasta los 14. Era poderoso, y aquello combinado con su inteligencia era una bomba. Sin embargo, él no era feliz. El ansia de venganza le quemaba por dentro, soñaba con acabar con la vida de aquellos que le habían destrozado la vida. Cuando tenía catorce años, al chico se le ofreció una oferta increíble. Se le brindaría la oportunidad de acabar con sus padres, se le daría poder y podría odiar libremente a cualquier caballero o ciudadano de otra region. Era la Cuidad la que le brindaba la oportunidad, ansioso de tener al prodigio entre sus filas. Algunos dirían que fue una decisión precipitada, que era sólo un niño de 14 años. Pero todos se equivocaban. Él era un viejo en un cuerpo de niño, él ya había pasado por todo. Aceptó. Efectivamente, pudo matar a sus padres, vengando así la muerte de su hermana y su maltrato propio y sellando la promesa que años antes se había hecho a sí mismo. Estaría bien decir que Shaka se arrepintió de vengarse, pero no fue así. Él lo disfrutó, disfrutó matándoles. Al fin y al cabo, él había cambiado. Era el nuevo Shaka. Y por puros fines estéticos lo metieron de estudiante en la academia de caballeros, donde tiempo más tarde consiguió la armadura sagrada de virgo.

Objetos:
El Mala Budista :
El collar de las 108 perlas:
Está compuesto de 108 cuentas o perlas en fila, lo que justifica su nombre “guirnalda” (de perlas).
Este famoso collar de 108 perlas de Shaka. En realidad del mala que acompaña al budista en sus devociones. El mala permite al fiel contar el número de veces que pronuncia el nombre de Buda o una sílaba sagrada como los mantras. Está formado por 108 perlas, se comprende mejor el alcance casi donde Shaka desgrana lentamente las 108 perlas de su rosario, es como un ritual. Se lleva en la mano o envuelto en torno a la muñeca izquierda y uno no se separa nunca de este. El nombre mala significa "guirnalda” (de perlas). Se desgrana tirando las perlas de arriba abajo (hacia el suelo) lo que significa que se extrae a los seres del sufrimiento (de ahí el paralelismo con el hecho de "matar a los espectros pues se les priva de las pasiones negativas". El mala (tengwa, en tibetano) es el rosario del budista, el objeto del cual el fiel no se separa casi nunca, teniéndolo en la mano o envuelto en torno a la muñeca. La palabra mala significa en sánscrito "corona de flores" o "guirnalda de perlas". Se trata de una cadena que agrupa 108 perlas, simbolizando las 108 pruebas que sufrió el Buda para alcanzar la iluminación o también las 108 pasiones que debe superar el fiel con el fin de acercarse de su ideal de meditación y ascetismo.

Tecnicas:
Khan (カーン Kān?): esta es una técnica defensiva. Al pronunciar esta palabra, Shaka se envuelve con un poderoso campo de energía que lo protege de cualquier ataque básico.

Tenkuhaya chimimōryō (天空覇邪魑魅魍魎? Invocación de Espíritus): Con esta técnica, shaka es capaz de invocar a una horda de espíritus que eliminan a sus enemigos en un instante.

Armadura: Virgo

P.D: Las imagenes las agrego cuando esté permitido agregarlas ^^


Última edición por shaka el Lun Mayo 07, 2012 8:59 am, editado 1 vez (Razón : Imagenes)
avatar
Shaka

Caballero Dorado
  Caballero Dorado

Mensajes : 132

Hoja de personaje
Nivel: 2
Vitalidad:
1300/1300  (1300/1300)
Experiencia :
40/150  (40/150)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Ficha] Shaka No Virgo

Mensaje por Dios el Lun Mayo 07, 2012 12:05 pm

ACEPTADA
avatar
Dios

Admin
 Admin

Mensajes : 74

Hoja de personaje
Nivel: 99
Vitalidad:
88888888/99999999  (88888888/99999999)
Experiencia :
99999991/99999999  (99999991/99999999)

Ver perfil de usuario http://saint-seiya-mirk-fra.superforos.org

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.